Descubre tus verdaderos valores 5.

Hola a tod@s y bienvenidos de nuevo a este blog de crecimiento personal!

Este será el  5º y último artículo que trataremos sobre “valores”. Espero y deseo que os haya sido de utilidad todo lo que hemos explicado en los anteriores artículos y ojalá os sirva para comprenderos mejor a vosotros mismos y así, mejorar las relaciones con nuestros allegados.

Haciendo recuento de todo lo que hemos explicado, hemos hablado de cómo se forman los valores mediante la percepción de vacío, de cómo proyectamos nuestros valores en los demás, de cómo dejamos que los demás inyecten sus valores en nosotros, etc.

Recapitulando, y para mejorar nuestras relaciones, vimos que cuando somos desafiados en nuestros valores más altos, nos enfadamos y sentimos rechazo por la persona que nos desafía, mientras que si somos apoyados en lo que es más importante para nosotros, nos abrimos a la comunicación, y nos abrimos a la persona.  En ese caso, sentiremos un deseo muy fuerte de que la persona que nos apoya esté siempre a nuestro lado.

mujer triste

“Cuando nos sentimos desafiados en nuestros valores más altos, nos cerramos a la comunicación y ponemos reglas a los demás”. 

Es importante saber que siempre vamos a ser desafiados y apoyados. Es importante saber que necesitamos los dos lados para crecer y es importante saber gestionar estas situaciones. Si sabemos gestionar estas circunstancias, ganaremos en la relación con nosotros mismos y en la relación con los demás. Por lo tanto, ganará nuestra calidad de vida.

Es sabio hacer respetar los propios valores como los valores de los demás y más sabio aún es saber comunicar los propios valores en términos de los valores de los demás.  Eso requiere práctica, pero os aseguro que si lo conseguís, seréis unos maestros de la comunicación.

Ya me imagino que muchos de vosotros os haréis la pregunta: “¿y cómo sé yo cuáles son mis verdaderos valores”?

Hoy, os compartiré un sencillo ejercicio, que si lo hacéis con calma y serenidad, respondiendo desde el corazón, os aseguro que os ayudará a conoceros mejor y a saber cuáles son vuestros verdaderos valores.

idea

Responded con serenidad a las siguientes preguntas y anotad tantas respuestas os venga desde el corazón.

1.-¿Qué es lo que llena tu espacio (hogar, oficina, lugar de trabajo, etc.)

2.- ¿A qué dedicas tu tiempo?

3.- ¿A qué dedicas tu energía?

4.- ¿En qué gastas tu dinero?

5.- ¿Dónde eres más organizado?

6.- ¿Dónde eres más disciplinado?

Os aseguro que con sólo realizar el ejercicio que os propongo, algo en vuestro interior, va a cambiar, porque es muy revelador y reconfortante saber qué es lo principal y lo que mueve el interior de cada uno. En función de este sencillo conocimiento interior, os resultará más fácil comenzar a caminar hacia vuestro destino.

Si respondéis a estas preguntas, podréis encontrar un mapa donde os dará información útil para saber qué es lo que os mueve en realidad.

Si deseáis conocer los valores de otra persona, no dudéis en hacerle estas preguntas o en observar estas cuestiones en ellos, y así, tendréis mucha información sobre la persona que tenéis enfrente.

Recordad que no existen dos personas con los mismos valores, y aunque existan dos personas con las áreas de la vida dispuestas de la misma forma, para cada uno significará una cosa distinta.

Si observáis con detenimiento, como hablamos en los anteriores artículos, veréis que utilizamos la mayoría del tiempo, dinero y energía en llenar esos vacíos y eso, se convierte en  lo más importante para nosotros.

Veréis que os atraen diferentes cosas  que a las personas de vuestro entorno y eso no quiere decir que seáis raros o diferentes, que es lo que muchas veces pensamos, sino que vuestros valores son diferentes a los valores de las personas de vuestro entorno.

Es un ejercicio sencillo y que, si lo domináis,  os puede ayudar para poder conoceros a vosotros y a otras personas que os interesen, porque si observáis lo que es más importante, en qué gasta su dinero, cómo ordena su espacio, de qué temas habla más, vais a poder observar cuáles son sus verdaderos valores, y qué es lo más importante para el/ella.

Es difícil saber con exactitud cuáles son nuestros verdaderos valores cuando hemos estado toda una vida callando nuestro corazón y asumiendo como propios los valores ajenos, pero eso se puede ver con facilidad viendo cómo nos comportamos y viendo qué es lo que realmente nos importa.

Es muy revelador cuando hablamos con alguien y nos dice que su familia es lo más importante para el/ella y vive alejada de ella  y apenas va a visitarla.

Es muy revelador cuando una persona nos dice que su profesión es lo más importante y apenas hace nada para mejorar en su trabajo, para formarse y promocionar.  Apenas cumple su jornada diaria y sin más interés, se marcha a casa para estar con su familia.

Es muy revelador cuando una persona dice que el área financiera y el dinero es lo más importante para su vida, y apenas tiene efectivo y está llena de deudas por todos lados…..

Si realmente queréis tener una familia ejemplar, comenzar por poner el área familiar en uno de los primeros puestos de vuestra escala de valores.

Si realmente queréis tener dinero y solvencia económica, comenzad por poner el área financiera en los primeros puestos de vuestra escala de valores.

Estaréis más enfocados en los 3 – 4 primeras áreas de vuestra jerarquía de valores, por lo tanto, cread vuestra escala en función de lo que deseéis en realidad.

COMUNICACIÓN.

Uno de los mayores problemas de la comunicación con los demás, es que nosotros hablamos y actuamos desde nuestros propios  valores sin tener en cuenta los valores de los demás y lo que es más importante, esperando a que los demás actúen según nuestra escala de valores, lo cual, es totalmente imposible, porque nadie actúa fuera de su escala de valores.

En la vida diaria, vemos cómo cada día se rompen más parejas  porque, en realidad, no se conocen el uno al otro, no saben cuáles son sus valores reales, ni los de sus parejas, por lo tanto, no saben comunicarse desde sus valores en términos de los valores de los de su pareja, y ese, es el secreto de la comunicación real, efectiva y verdadera.

21234513-retrato-de-mediados-de-adulto-joven-sentado-en-el-sofa-despues-de-la-pelea

¿Cuántas veces hemos escuchado o quizás hemos dicho nosotros mismos “yo estoy tirando del carro, pero estoy sola/o”? “Me siento que voy por un camino distinto de ti”.

¿Cuántas veces hemos dicho de nuestros hijos: ”quiero que haga….. o que sea…. Y no lo consigo?”. Evidentemente, estamos haciendo lo que creemos que es lo mejor para nuestra pareja o para nuestros hijos, sin preocuparnos si realmente, eso es lo que quieren ellos de verdad.

Posiblemente, eso que nosotros queremos para ellos, está fuera de su escala de valores y no nos damos cuenta de que, con esa actitud, lo que estamos haciendo es crear rechazo por su parte, por no apoyar sus valores más altos.

No olvidéis que todas aquellas personas que apoyan nuestros valores más altos, querremos que estén a nuestro lado y todas aquellas personas que desafían nuestros valores más altos, querremos que desaparezcan de nuestro lado.

También es importante que recordéis que, cuando nos hablan en términos de nuestros valores (es decir, cuando hablan de lo que es más importante para nosotros) nos abrimos totalmente a la comunicación  pero si nos critican o rechazan aquello que es más importante para nosotros, nos enfadaremos y nos cerraremos a la comunicación. ¿Os resuena?

picescucha

Es importante que sepáis que, teniendo en cuenta los valores de las personas, existen tres maneras de llevar una relación y cada una de ellas tiene un resultado distinto:

  1. Una relación que se despreocupa por otro, es aquella en la que uno proyecta y se centra en sus propios valores sin considerar los de su pareja.
  2. Una relación cuidadosa es la que piensa de acuerdo con los valores del otro sin considerar los suyos propios. Es lo que el Dr. John Demartini llama “ir pisando entre huevos”.

Los dos enfoques crean tensión en la relación, sin embargo,

   3.  Una relación amorosa es aquella en la que uno comunica los propios valores de acuerdo con los de la pareja.

“La definición de preocuparse por el otro es conocerlo lo bastante para estar al tanto de sus valores y preocuparse lo suficiente para expresar los propios valores de acuerdo con los del otro”.

DUALIDAD.

Os diré algo más, y es que, nos pasamos la vida apoyando y desafiando valores de las personas de nuestro entorno, al igual que los demás nos apoyan y nos desafían por igual, y eso es un hecho del que nunca nos vamos a poder desprender. Pero si somos conscientes de ello,  y aprendemos a manejar estos conceptos, eso, nos hará más sabios y nos ayudará a  mejorar nuestras relaciones.

Si recordáis,  en los anteriores artículos,  hablábamos acerca de la dualidad en la que vivimos  y si os paráis a observar, cuando sentimos que nos apoyan,  en el mismo instante, existirán personas que nos estén desafiando en nuestros valores más altos. Al igual que cuando nos sintamos desafiados, habrá personas que nos estén apoyando en nuestros valores más altos.

yin y yan

Eso es una realidad y si somos capaces de ver esta dualidad, que siempre está presente, podremos ganar en equilibrio y ser menos reactivos.

Mi sugerencia, es que para poder mantener una buena comunicación y una relación fluida con los demás es importantísimo conocer cuáles son nuestros verdaderos valores y los de las personas que nos interesan. Si sabemos ver los valores de las personas que nos rodean, será muy beneficioso para nosotros y para nuestras relaciones porque nos podremos comunicar en términos de sus valores, por lo tanto, tendremos un mayor control, conocimiento y fluidez sobre nuestra situación, nuestra vida y nuestras relaciones con la pareja, la familia, los compañeros, jefes, etc.

Si a eso le sumamos nuestra capacidad de poder ver la dualidad existente en cada acontecimiento, podremos ganar además, un equilibrio abismal que nos ayudará a conectar con nuestro interior y nuestro corazón, que es quien realmente sabe quiénes somos y qué es lo que queremos.

Si me permitís que proyecte mis valores en los vuestros, os invitaré a que nunca dejéis de leer y de crecer.  Cambiar vuestra vida y crearla en la forma que deseéis. Sólo tenéis una vida, esta que estáis viviendo y bien merece la pena vivirla como queréis.

mujerreflejomovi

El camino es difícil, porque os encontraréis personas que os apoyarán y personas que os desafiarán en lo que es más importante para vosotros, pero os aseguro que el hacer la vida que queráis es lo que os llevará a la verdadera felicidad. No hay otro camino de encontrarla sino viviendo la vida que soñáis y abrazando los dos lados de la vida; el bueno, y el malo, porque los dos, los necesitáis….

Os envío un cálido abrazo, y me despido hasta el próximo artículo.

Ana Jiménez.

Advertisements

Descubre tus verdaderos valores 4.-

Hola a tod@s!! y bienvenidos de nuevo a este blog de crecimiento personal!

En este artículo, seguiremos profundizando en “los valores” y hablaremos de fenómenos importantísimos como : “La proyección de los valores”propios  en los demás  y la “inyección de valores” de los demás en nosotros mismos.

En los anteriores artículos, vimos un ejemplo, y vimos a grandes rasgos que proyectar nuestros valores en los demás,  no es más que intentar que las personas vivan según vivimos nosotros, o que hagan lo que nosotros haríamos. ¿lo recordáis?

Genial! pues sigamos con la lección y sigamos con nuestro ejemplo de la Señorita A y la Señorita B.

Imaginaos la siguiente escena:

La Srta. A que quiere ser directivo financiero de la empresa “General Motors”, “Google” o “Apple”, está en marcha para cumplir su objetivo. Para ello, busca centros de calidad y prestigio para poder formarse y poder hacer así, realidad su sueño. Para obtener información,  pregunta a diferentes personas especializadas del sector dónde puede estudiar, dónde podría ir para aprender diferentes técnicas financieras, para aprender a dirigir equipos, etc.

centros-formacion

En ese camino de búsqueda se encuentra con la Srta. B.

Ella, llevada por su entusiasmo, le comparte su sueño.   Le comparte con alegría e ilusión lo que quiere hacer en su vida y hasta dónde quiere llegar…

La Srta. B, cuyo deseo es crear una familia, posiblemente pensará que está perdiendo el tiempo y comenzará a proyectar sus valores en ella. Le dirá que no pierda su tiempo, que lo que debe hacer es cuidarse y buscarse un marido rico y no estudiar tanto, que es lo que ella piensa que es lo mejor.

¿Qué creéis que pasaría?

(Opción 1) Que la Srta. A se enfadaría al sentirse desafiada en lo más importante para ella en su intención de convertirse en una buena profesional y conseguir un puesto alto y aceptado socialmente en una compañía de prestigio…. o bien,

(Opción 2) Que la Srta. A Acepte su propuesta haciendo algo que realmente no desea pero  que cree que es lo mejor porque se lo dice su amiga que la aprecia y a la que admira exageradamente. En este caso, la Srta. A está dejando que la Srta. B “inyecte” sus valores en los de ella.

Hablaremos del hecho de la “proyección de valores” de manera detallada.

En este caso, como hemos dicho,  la señorita B está “proyectando sus valores” en la señorita A porque piensa que lo que ella quiere en su vida es lo correcto y es lo que le hará feliz a todo el mundo.

¿Qué es esto y cómo ocurre?

Veréis, a veces, por muchas razones,  nos podemos sentir “superiores” a los demás.

Nos sentimos orgullosos, y nos subimos al pedestal.  Nos podemos creer más inteligentes, más guapos, más trabajadores, mejores padres, etc…. por la razón que sea. Y cuando nos sentimos así, tendemos a  minimizar a los demás y a “rebajarlos”. Pensamos que lo que ellos piensan o sienten no sirve, porque lo único que vale es lo que nosotros pensamos y sentimos.  Nos “maximizamos”, haciendo que el otro se sienta “pequeño”.

superioridad

Cuando estamos en ese estado, nos creemos con la autoridad y el derecho de poder decir a los demás lo que deben hacer porque pensamos y sentimos, que lo que nosotros hacemos es lo que todo el mundo “debe” hacer  y es lo que sirve.  ¿Os suena?

Podemos llegar a decír: “Es lo que todo el mundo quiere… no?” sin atrevernos a preguntar si realmente la otra persona quiere eso, o más allá todavía, sin saber si lo queremos nosotros en realidad.

Todas las personas viven en función de su escala de valores, lo cual es totalmente normal, pero si nosotros no vemos eso y pretendemos que las personas vivan en función de nuestra escala de valores, nos resentiremos con ellas.  Podemos pensar que lo que nosotros hacemos, es lo mejor, sin percatarnos de que el deseo de otra persona es distinto al nuestro porque su escala de valores es distinta a la nuestra.  ¿Lo veis?

Esto, es un fenómeno que se da en la actualidad con muchísima normalidad y es importantísimo que lo conozcáis si queréis mejorar vuestras relaciones.

Hablemos ahora del fenómeno de la “inyección de valores”.

Sigamos con el ejemplo para entenderlo mejor.

En la segunda opción del ejemplo que comentamos anteriormente, podría ocurrir lo siguiente: Como la Srta A. no cree lo suficiente en ella misma y tiene a la Srta. B en un pedestal porque la admira, se deja “inyectar los valores” de la Srta. B, haciendo  propios los  de ésta.  Se convence y cree que lo mejor es hacer lo que le ha dicho su amiga; por lo tanto, abandona su sueño de ser una gran directivo de una gran empresa y comienza a buscar candidato para formar una familia numerosa.

Quiero explicar con detalle y de forma más teórica el caso de nuestro ejemplo, donde la Srta. A hace caso a la Srta. B y abandona su sueño.

Ese proceso, que parece muy teórico,  suele darse en nuestra vida con mucha facilidad.

Veréis, cuando conocemos a alguien que, bajo nuestra percepción tiene los rasgos que nosotros deseamos,  pensamos que es único, y nos deslumbra, solemos pensar que somos menos que el/ella porque nos comparamos con esa persona.   Ante esa idealización, nosotros nos hacemos “pequeñitos” y damos de lado nuestros propios valores; pensamos que lo que esa persona hace, es lo que hay que hacernos minimizamos y adoptamos su escala de valores en la nuestra.

libertad del esclavo

Tomamos los valores de esa persona y los adaptamos a nuestra escala como si fuesen propios; vivimos bajo esa escala de valores ajena a nosotros, pero al tiempo, nos damos cuenta de que lo que le sirvió a esa persona, a nosotros no nos sirve, no funcionamos bajo esa dinámica. Nuestro corazón quiere otra cosa….

Con este proceso de adoptar la escala de valores de otros a la nuestra, callamos nuestra voz interior, pensando que no sirve y que lo que nos dice nuestro interior no es “bueno” o no “debemos” hacer eso, porque si lo hacemos, sufriremos el rechazo de los demás y no seremos personas queridas.   Llegamos a minimizarnos y a engañarnos a nosotros mismos, utilizamos todo tipo de explicaciones para justificar nuestro comportamiento y no ser honestos con nosotros mismos…… ¿os resuena todo esto?

Si seguimos con el ejemplo, en el caso de que la Señorita A, se deja inyectar los valores de la Señorita B, con el tiempo, se dará cuenta de que realmente ella no es así, de que crear una familia, no es lo que quiere en realidad. La confusión mental estará presente en su vida,  y cada vez se resentirá más con ella misma y con el mundo, tendrá una crisis de identidad, puede incluso llegar a experimentar una  depresión porque no ha cumplido su expectativa irreal y fantasiosa, porque el tener una familia, no es lo que desea su corazón.

En realidad, no sabrá quién es ella ni mucho menos sabrá qué es lo que quiere con su vida. Ha olvidado su deseo del alma y no ha escuchado a su corazón.

¿Os suena esta historia de algo….?

Veréis, a veces, por no querer diferenciarnos del resto, por no querer mostrar nuestras diferencias,  no nos atrevemos a mostrarnos tal y como somos, porque creemos que nuestros allegados nos rechazarán, pero eso, a la larga, trae un gran peso a nuestras espaldas y el precio que hay que pagar es muy alto.

Ahora, en estos tiempos de cambio en todos los aspectos de la vida, existe mucha gente que está en esta fase.

Estas personas durante la mayoría de tiempo de su vida, han callado a su voz interior, a su corazón, y han puesto los valores de los demás (padres, hermanos, pareja, profesores, etc…)  en su propia escala de valores. Incluyendo, los valores sociales, los valores de cada ciudad, de cada país, etc…. 

Han olvidado quienes son, no se han preguntado qué es lo que quieren en realidad y han adoptado perfectamente para sí mismos, los valores de aquellos a quienes aman, de aquellos a quieres admiran, de aquellos a quienes tienen en un pedestal, creyendo que lo que ellos hacen es lo mejor, dejando a un lado sus deseos del alma.

perdida-en-mis-sueños

El rechazar nuestra esencia y rechazarnos a nosotros mismos, puede llevarnos a perdernos; a perder nuestra esencia, y eso es muy doloroso……¿creéis que merece la pena?

Ahora, en estos tiempos que estamos viviendo, hay muchas personas que están perdidas y debido al cambio sustancial que estamos teniendo; se están dando cuenta de que habían hecho algo que no era lo que ellas deseaban y no encuentran la forma de hacer lo que desean.

Pero hay una buena noticia; este tiempo de cambio en todas las áreas, no es más que una oportunidad que nos está regalando el Universo para que podamos conectar con nuestro corazón, para que podamos sentir qué es lo que queremos hacer y para que nos pongamos en el camino hacia nuestra misión.

Sé que muchos de vosotros estaréis pensando: “Pero es que no sé cual es mi misión”, y desde aquí os digo que sí sabéis cuál es. Escuchaos serenamente a vosotros mismos con humildad y paciencia hasta que os venga la respuesta desde vuestro corazón. No enjuiciéis ni neguéis nada de lo que nazca de vuestro corazón, por absurdo que os parezca, pues puede ser el inicio de vuestra verdadera misión.

Escuchaos sin juicios, sin miedos y sin culpabilidad, pues el miedo y la culpa son las emociones más paralizantes para el ser humano. 

Os propongo que probéis el Método Demartini.  Con este trabajo, podréis conectar con la magnificencia de vuestro ser y de vuestra vida. Conoceréis cuáles son vuestros verdaderos valores, cuáles son los valores que habéis proyectado a los demás y cuáles los que habéis dejado que los demás inyecten en vosotros.   Veréis quienes sois en esencia y veréis que todo lo que os ha ocurrido en vuestra vida, ha tenido y tiene un sentido porque todo ello os lleva hacia vuestra verdadera misión.  Veréis el orden subyacente donde parece que solamente hay caos.

¿Cuántos años pensáis vivir? ¿Creéis que merece la pena vivir la vida que deseáis en los años que os quedan?

Espero haberos aportado luz para mejorar y cambiar vuestra vida.

En el siguiente artículo seguiremos hablando de los valores…… ¡¡apasionante!!

Hasta entonces, recibid un gran abrazo.

Ana Jiménez.

Descubre tus verdaderos valores 3.-

Hola a tod@s y Bienvenidos a este  blog de crecimiento y transformación personal .

Hoy, vamos a seguir hablando de los valores.  Explicaremos cómo funcionamos según nuestros vacíos, nuestros valores y los valores de los demás.   ¡Interesantísimo!!

Comenzaremos explicando un ejemplo muy exhaustivo para  verificar cómo funcionamos los seres humanos según la jerarquía de valores.

Comentaré que este ejemplo es totalmente irreal  y está llevado a los extremos para que podamos comprenderlo más claramente.

Imaginemos dos chicas de hoy en día. La Srta. A y la Srta. B.

La Srta. A.

 

-528033_w1020h450c1cx510cy241

 

En su vida, pasó por una serie de acontecimientos duros por parte de compañeros y profesores. Éstos, le dijeron que no serviría para estudiar y sus compañeros se burlaban de ella.

Ella se encerró en sí misma, y entre otras cosas,  leyó infinidad de libros de informática, finanzas, y demás temáticas, hasta el punto de  desarrollar un gran interés por las grandes empresas. Llegó a sentir el deseo de ser directivo financiero de una gran empresa; pongamos por ejemplo,  “General Motors”, “Google” o “Apple”.

Ella, quiere ponerse en acción para cumplir su objetivo ¿Qué tendría que hacer para conseguir ese gran objetivo que se ha propuesto?

Posiblemente tendría que estudiar una Carrera Universitaria que le posibilite llevar esa responsabilidad con soltura y eficacia,   realizar cursos de “Dirección”, “Finanzas”, seguramente, deberá estudiar inglés si no conoce el idioma, etc.

Por lo tanto, para la Señorita A, este camino se convertirá en lo más importante para ella, hasta que consiga su gran objetivo: ser Directivo de “General Motors”, “ Google” o “Apple”.

Seguramente, dejará de lado la opción de salir con amigos y de buscar pareja, porque invertirá toda su energía, tiempo y dinero en prepararse para llegar a ser Directivo Financiero de la empresa soñada.

Por otro lado, esta persona tiene una conocida que es la

Srta. B,

20838133-feliz-mujer-de-mediana-edad-sonriendo-jardineria-compensa-las-flores-en-una-maceta

 

Su deseo más alto es formar una familia. Este deseo viene de su pasado, donde no tuvo hermanos y creció bajo una familia con altas responsabilidades profesionales. Ella, tuvo la percepción de soledad e hizo que quisiese crear una  familia numerosa, con muchas personas con las que compartir sus vivencias y su vida. Quería crear  su gran familia.

Para cumplir su objetivo, quiere buscar un buen marido adinerado,  que se haga cargo de ella y la cuide. Alguien que le proporcione la posibilidad de ser madre, estabilidad económica y crear una gran familia. Quiere buscar a un buen hombre bien posicionado económica y socialmente que se haga cargo de ella  y así, poder despreocuparse de trabajar para ocuparse totalmente de su familia.

¿Qué tendría que hacer para conseguir este objetivo?

Posiblemente, entre otras cosas, tendría que cuidar su cuerpo haciendo duras dietas y hacer mucho deporte para mantenerse joven y guapa, quizás tendría que acudir a sesiones de estética periódicamente, tendría que asistir a reuniones sociales periódicas en distintos ámbitos para conocer al candidato adecuado, etc.

De esta forma, la opción de estudiar y mejorar su área profesional y mental pasaría a un escalón inferior.

Y yo os pregunto: ¿Qué opción de la Srta. A y la Srta. B es mejor?   Ninguno, son valores personales, simplemente valores , que vienen determinados por unos vacíos.

Aquellas personas que estáis a favor de la independencia laboral y de la proyección profesional, diréis que es mejor la opción de la Señorita A, mientras que aquellas personas que estáis a favor de crear una familia, diréis que es mejor la opción de la Señorita B.

Vosotros, estáis proyectando vuestros valores en los valores de las chicas del ejemplo. (De ese fenómeno hablaremos en el siguiente artículo)

Por lo tanto, diremos que aquellas personas que apoyan nuestros valores  más altos, (que hacen lo que nosotros percibimos como “correcto”) tendrán nuestra total aprobación y le brindaremos nuestro apoyo. Sin embargo, aquellas personas que desafían nuestros valores más altos, (que hacen lo que nosotros valoramos como “incorrecto”) sentiremos repulsión hacia ellas y desearemos que desaparezcan de nuestro lado.

 

17184098-mujer-sonriente-trabajando-desde-su-casa-en-la-computadora-portatilpara-familias

 

Quiero recordaros que he puesto un ejemplo muy básico y extremo pero, en  la realidad existen estos dos casos, cada uno a su manera, con grandes matices, como matices tiene la vida….

En el mundo entero existen personas que buscan una y otra cosa, y las dos formas son necesarias para nuestra vida, porque traen beneficios a ellas, a sus allegados y a la sociedad.

Imaginaros que todas las personas buscasen solamente crecer profesionalmente y rechazasen la opción de tener familia, ¿qué pasaría? Pues que no habría población, o habría un déficit de ella, entre otras miles de pérdidas.

¿Y si por el contrario, todo el mundo buscase tener una familia y prescindiera de trabajar y de crecer profesionalmente? Posiblemente, tendríamos una superpoblación. Posiblemente nadie se ocuparía de crear cosas nuevas y de mejorar nuestra calidad de vida….entre otras miles de pérdidas. ¿Podéis verlo?

Todo es perfecto en el Universo y todos y cada uno de nosotros tiene su misión en él, por pequeña o grande que sea. Todos y cada uno de nosotros ocupa un espacio en el Universo y ese espacio y esa misión es única y personal.  Por eso, todo lo que nos ocurre es perfecto. Es nuestra responsabilidad ver la perfección divina. 

Grandes vacíos, hacen grandes obras en el Universo.

Personas que tuvieron grandes pérdidas económicas y estuvieron en la ruina total, crearon grandes riquezas.  Personas que fueron calificadas como torpes o inadecuadas, fueron grandes genios e hicieron grandes descubrimientos en el mundo.  Personas que fueron débiles de salud y poco saludables en la infancia, en la madurez fueron grandes sanadores y sabios.

Todos venimos al mundo con grandes vacíos para poder hacer grandes obras. Los vacíos son necesarios para nuestro crecimiento y nuestra creación. Sólo tenemos que estar atentos para ver cuáles son nuestros verdaderos vacíos y así, crear nuestra verdadera escala de valores y crear nuestra gran obra.

Todo está determinado a una gran fuerza, que algunos autores llaman “La fuente” o el Universo.

 

SRI-YANTRA

 

Como comenté en el anterior artículo, mi gran vacío siempre ha sido el saber, el aprender todas las herramientas de comportamiento humano y psicológicas que hubiera. Confesaré que, en mi pasado, tenía el gran vacío de saber porqué se produce el maltrato en nuestra sociedad en todas las áreas de la vida. Buscaba información y buscaba herramientas  para saber qué hacer, frente a esas duras y transformadoras experiencias, pero  hace más de 15 años, apenas aparecían los primeros escritos y las primeras informaciones, o al menos, yo no logré encontrarlas.

Eso hizo que investigase en distintas teorías, temáticas, etc. Hasta conseguir comprender porqué se produce este hecho en nuestra sociedad pasando por la psicología clásica hasta el punto de vista energético.

Gracias a esas experiencias, he podido crear esta página para compartir con vosotros mis conocimientos, estoy trabajando de manera personal e individual con personas que están confiando cada vez más en mi trabajo y con mejores resultados.

Junto a otra persona, un excelente profesional en experto en Defensa Personal, hemos creado un equipo de trabajo donde impartimos el “Seminario de Defensa Personal y Violencia de Género”. En dicho seminario compartimos información psicológica, de porqué se produce tal hecho, trabajamos la autoestima del asistente con herramientas prácticas de coaching y del Método Demartini y practicamos in-situ  la Defensa Personal.

Gracias a todo lo acontecido en mi vida, he podido ver y comprobar que, todo lo que pasa en nuestras vidas, tiene su razón de ser, todo lo que nos ocurre nos está enseñando algo y nos está empujando hacia nuestra verdadera misión, aunque nuestra percepción y nuestros sentidos hagan que todo lo valoremos como “bueno” o “malo”, “positivo” o “negativo”, cuando en realidad, todo es neutro, porque todo nos sirve para cumplir nuestra misión.

En el siguiente artículo, hablaremos de dos fenómenos interesantísimos como la “proyección” de los valores en los demás y la “inyección” de los valores de los demás en nosotros mismos. ¡¡ Interesantísimo!!

Hasta entonces, recibid un fuerte abrazo

Ana Jiménez

 

 

 

 

 

 

Descubre tus verdaderos valores 2.

Hola a tod@s! y Bienvenidos de nuevo a este blog  sobre crecimiento personal.

Ojalá que el anterior artículo os haya transmitido luz para aumentar vuestra sabiduría.

Hoy, vamos a continuar hablando de este tema tan apasionante: Los valores.

Si recordáis, en los anteriores artículos, decíamos que tenemos 7 áreas en nuestra vida: Profesional, Mental, Espiritual, Físico, Social, financiera y Familiar.

Decíamos que cada uno tiene dispuestas estas áreas según su escala de valores,  y que estos valores vienen determinados por la percepción de vacío. ¿lo recordáis?

Veréis, para cada persona, cada una de las áreas de la vida tendrá un significado distinto, porque el vacío es diferente. Así, por ejemplo, para una persona el área familiar puede estar dispuesta por su propia familia, (su mujer/marido, y sus hijos), para otra que es soltera, su área familiar estará dispuesta por su padre, madre, hermanos, tíos, abuelos, etc….  o incluso, amigos si no tuviese a nadie carnal…

Por lo tanto, no habrá dos personas con la misma escala de valores ni con los mismos vacíos, porque cada persona tiene una percepción diferente de cada cosa, situación, persona o evento. Por eso, decimos que todos somos iguales pero diferentes a la vez. Somos iguales, porque estamos hechos de lo mismo; de energía, pero somos diferentes porque cada persona tiene una escala de valores distinta al resto.

No existen dos personas con los mismos valores porque no existen dos personas con los mismos vacíos.

La energía no se crea ni se destruye, sino que se transforma, y, en base a la Ley Universal de la Conservación,  cada vez está más demostrado que, por ejemplo, cuando un miembro de la familia desaparece, aparece alguien que hace esa función y cumple esa misión. Por lo tanto, en realidad, nunca falta nada, todo está presente, sólo cambia la Forma.  

 

matrix-nota

Si nos fijamos, aquellas personas que perdieron a sus madres o padres, en ese mismo instante, alguien apareció y asumió ese papel, ese rol.  Quizás una abuela, una tía, una vecina, un hermano, alguien de algún orfanato, etc. Pero ese papel existió, de otra forma no reconocida.

Aquellas personas que, en su pasado, percibieron que no tenían hermanos ni hermanas, alguien estaba haciendo de hermanos; quizás un primo, un vecino, una amiga, un amigo, etc…. Esa energía estaba presente, aunque no estaba siendo percibida.

ANÉCDOTA:

Os compartiré algo personal, y es que, soy la mayor de 4 hermanos, todos varones, los cuales los quiero y admiro profundamente por su capacidad de lucha, por su sentido del humor y por su gran bondad de corazón.

Agradezco cada día el haber tenido a mis 3 hermanos que tanto han aportado y aportan a mi vida; pero cuando era pequeña, echaba de menos tener una hermana. Echaba de menos tener a alguien cómplice con la que jugar, a la que contarle mis aventuras, a la que pedir consejo, y normalmente recriminaba al Universo el haber estado tan sola. Pero cuando  pude ver que siempre había estado ese papel en mi vida, en forma de amigas, unas amigas maravillosas que siempre me quisieron y me cuidaron como a una hermana, y a las cuales quiero con toda mi alma, aparecieron lágrimas de gratitud hacia el universo por el plan tan perfecto que había preparado para mí. Aprendí a ser emprendedora, independiente, y sobre todo “libre-pensadora”, pero con el apoyo de mis queridas “hermanas” y mis queridísimos hermanos.

Pude ver que si alguna “amiga-hermana” desaparecía por alguna razón lógica, como noviazgo, o cambio de residencia, enseguida aparecía otra persona que cumplía ese papel, y así, llegué a tener más de 10 hermanas durante mi etapa de adolescencia.

Cuando cambié mi residencia a Madrid, enseguida encontré a otras chicas que compartían el piso conmigo, además de otras amigas con las que compartir momentos, vivencias, risas, llantos, enfados….. tal y como se haría con una hermana…. De esa manera, el Universo me regaló más de 10 hermanas en Granada y otras más de 10 hermanas repartidas por todo el mundo.  Nunca me faltó el papel de una hermana, siempre estuvo presente. Como presentes están todas mis “hermanas” en este momento.

Pero sigamos con nuestra explicación:

No hay que olvidar que todo va en función de nuestra percepción, y nuestra percepción viene determinada por nuestra experiencia y nuestras sensaciones que vienen en función de nuestros sentidos y emociones. Eso,  es lo que hace que etiquetemos  todo como “bueno” o “malo”, “positivo” o “negativo”.

Explicaremos este proceso con más detenimiento:

Resumiendo el anterior artículo, vimos que todos tenemos en nuestra percepción algo que nos falta, un vacío en nuestra vida; puede ser de dinero, de amistades, de relaciones, de trabajo, etc… Esa percepción de vacío hace que nos pongamos en marcha para llenarlo, con lo cual, eso que pretendemos llenar se convierte en lo más importante para nosotros, y eso, es nuestro valor más alto, porque le damos la mayor importancia en nuestra vida.

Por ejemplo, la persona que se ha quedado sin trabajo y su familia depende económicamente de él/ella.

Esa persona puede percibir que tiene un vacío económico y profesional. Si para esta persona, la familia es muy importante, hará todo lo posible por conseguir trabajo y que su familia siga teniendo el mismo nivel económico que tenía antes de perder su empleo. Incluso, puede llegar al límite de pedir limosna, si fuese necesario.

 

buscando trabajo

Aquella mujer  que está sola y tiene que mantener a sus hijos, en un caso extremo, puede incluso llegar al límite de la prostitución si no encuentra otra salida. Por eso, es sabio conocer a la persona antes de juzgar si lo que está haciendo es “bueno” o es “malo”, porque en realidad, no conocemos sus valores y no sabemos qué es lo que le ha llevado a tomar determinadas decisiones.

Sigamos con la explicación:

Por ejemplo; Una persona puede percibir soledad en su vida y puede pensar que a través de  una pareja puede compensar ese vacío.

Esta persona, se pondrá en marcha en búsqueda de esa pareja que no tiene, con lo cual, comenzará a relacionarse más con compañeros de trabajo, llamará más a los amigos, quizás a los antiguos compañeros de la universidad, del instituto, del colegio, entrará a  salas de chat cibernéticas para conseguir citas, incluso se inscribirá en las páginas de contactos donde pueden buscar pareja, etc.  así, hasta que encuentre al candidato o candidata ideal.  Esta persona invertirá la mayor parte de su tiempo, dinero y energía en esa búsqueda porque es lo más importante para él/ella.

Todas las decisiones de su vida las tomará en función de lo que es más importante para él/ella; que es encontrar pareja. Las demás áreas de su vida irán pasando a un segundo, tercer, cuarto plano, etc.

Como resultado, podríamos decir a grandes rasgos, que para esa persona, su valor más alto será su área social o familiar (donde tuviese encuadrada a la pareja) y su valor más bajo será aquel que menos tiempo, dinero y energía destine.

Pongamos otro ejemplo fácil y sencillo, de hoy en día para que lo entendamos bien.

Imaginad que hay varias personas desempleadas que buscan trabajo y existe una oferta de empleo donde se ofrece:

 

Anuncio puesto trabajo

Dependiendo de los valores de cada persona, así actuarán ante la misma oferta

Es decir, alguien que tenga unos valores muy altos en el dinero, posiblemente rechazará la oferta por considerar el salario muy bajo, sin embargo otra persona cuyo valor más alto sea la familia y necesite dinero para ofrecerle un hogar a la misma, aceptará el trabajo a pesar de las condiciones, porque su  interés es poder conservar su casa y poder mantener a su familia de manera segura y estable, como le puede ofrecer un contrato indefinido. Aunque eso le lleve estar todo el día trabajando, incluso los fines de semana.

 

dinero

 

Una persona cuyos valores más altos sea estar con su familia y cuidar de ellos, posiblemente rechace el trabajo, porque desea pasar la mayor parte del tiempo con ellos en lugar de estar trabajando todo el día, incluso los fines de semana.

Así, podemos ver que cada persona valorará cada  circunstancia y suceso en función de su escala de valores.

Seguro que algunos de vosotros estaréis pensando en relación al ejemplo: “Es mejor estar con la familia” y otros pensaréis “Yo prefiero ganar dinero y pagar mis deudas mensualmente” y ¿cuál de las dos opciones es mejor? Ninguna y las dos a la vez.   Cualquiera de las opciones es buena y mala dependiendo de la persona que lo percibe y de quien lo valora.

Los valores no son nada más que valores y no hay ninguno mejor que otro.  No olvidéis que todo va en función de la percepción de vacío de cada uno.

Estas acciones son las que marcan el camino hacia nuestro destino y cada uno es responsable de su propio camino, acciones y destino. Es por eso que decimos que el destino lo marcamos nosotros porque somos los únicos responsables de nuestras decisiones.

Otra cosa distinta es nuestra misión, lo cual, sí nos viene establecido por el Universo.  El descubrir nuestra misión y crear el  camino hacia ella, es nuestra responsabilidad.

Muchas veces, nos preguntamos cuál es nuestra misión pero sólo  podemos saberlo desde la humildad y desde la escucha a nuestro corazón.

Siguiendo con la explicación; veremos que nuestra escala de valores no es inamovible, como no es inamovible el Universo. Lo que puede ser importante hoy, mañana puede cambiar y puede llegar a estar en el último escalón de la jerarquía de valores.

Un cambio inesperado en la vida de alguien como una grave enfermedad, una muerte, un nacimiento, un accidente, un despido, etc. puede hacer que los valores cambien drásticamente, haciendo que lo que era importante hoy, pase a ser lo menos importante mañana.

 

desorientado

 

Os compartiré que desde pequeña mi gran vacío era saber y aprender. Tenía una gran afición a la lectura y a la escritura. Escribía cuentos que parecía que era otra persona la que lo  hacía.

Hoy en día, sigo teniendo el vacío de aprender y de estudiar para compartir lo que sé.   Aprovecho cada experiencia para sacar el máximo aprendizaje y poder crecer en sabiduría.

He logrado aprender con eficacia muchas técnicas psicológicas pero mi gran vacío sigue siendo el saber y el aprender.  Cada día sigo estudiando para cumplir mi misión: enseñar y ayudar a cambiar vidas.

Esa, es una de las razones por las que escribo y comparto estas enseñanzas de una manera sencilla y fácil; El que os sea de utilidad  y podáis cambiar lo que creáis que puede mejorar vuestras vidas.

Si deseáis realizar un cambio en vuestras vidas, no dudéis en probar el Método Demartini. Para mí ha sido y es, el Método que ha cambiado mi vida, ha sido el Método que ha hecho sacar lo mejor de mí y ha sido el Método que me ha empujado a ayudar a las personas a que cambien sus vidas, a unas vidas de autenticidad y amor.

Cada día hay más personas que prueban este Método y pueden ver cómo cambia su interior, su percepción y sus vidas…….

No os perdáis los siguientes artículos, porque seguiremos profundizando en esta lección de: los valores.

Desde mi lugar de escritura, quiero daros las gracias por vuestro apoyo incondicional y gracias por confiar en mí para mejorar vuestras vidas.

Recibid un gran abrazo,

Ana Jiménez.

Descubre tus verdaderos valores 1.

Hola a tod@s, y bienvenid@s de nuevo a este blog de crecimiento personal.

En este artículo y en posteriores,  compartiré con vosotros un nuevo concepto del Método Demartini, básico  para entender dicho método y para comprenderos a vosotros mismos.

Os ayudará a entender  porqué cada persona es de una manera distinta, y porqué no hay dos personas iguales en el mundo, aunque en realidad, sí que somos iguales en esencia.

 

1121179-Pies_de_personas_procedentes_de_diferentes_paises_Version2

 

Ya sabéis cómo funcionan las diferentes frecuencias de vibración,  y porqué con algunas personas somos más afines que con otras, porqué unas personas nos atraen y otras nos repelen.

partir de hoy, aprenderéis otro concepto nuevo que sirve para entendernos y comprendernos mejor a nosotros mismos y a los demás: LOS VALORES

Si aprendéis este concepto, os aseguro que vuestras relaciones mejorarán considerablemente, porque aprenderéis a tratar a los demás de igual a igual y de tú a tú –base de toda relación fructífera- .

Para empezar, ya sabéis que todo en el Universo es energía, incluidos todos nosotros.  Y ya sabéis que todo, absolutamente todo, está hecho de lo mismo: de materia, de energía.

Por lo tanto, si todo está hecho de lo mismo, quiere decir que todos somos iguales en esencia.

Ante esta premisa, muchos de vosotros pensaréis: “Pues yo no soy igual que mi jefe…”, “Yo no soy igual que mi ex-pareja…” “yo no hago con los demás lo mismo que hizo mi padre conmigo…..” etc.  Pero ¿si os digo que sí, que sois exactamente iguales que todas aquellas personas que rechazáis?  ¿Y si os digo que hacéis todo aquello que rechazáis, exactamente igual que esas personas, pero lo único que os diferencia es la forma en que lo hacéis porque va en función de vuestros valores?

 

Young woman with finger in mouth, close-up, studio shot

 

 

Ocurre también que admiramos a muchas personas porque, bajo nuestra percepción, poseen unas cualidades no reconocidas por nosotros y que desearíamos tener. Pero, ¿si os digo que también sois exactamente iguales que esas personas que admiráis? ¿y si os digo que esas cualidades que admiráis las tenéis exactamente igual que ellas? 

Es posible que penséis; “¡no puede ser! ¡yo no soy así!”

foto recortada

Ya sabéis que en esencia,  somos todos iguales, exactamente iguales, y como hablamos en el anterior artículo, “Rasgos Humanos”,  todos tenemos los mismos rasgos, los positivos y los negativos, (el rasgo y el anti-rasgo) lo único que hace que seamos diferentes son nuestros valores.  ¿Lo recordáis?

En este sentidohemos de entender los VALORES, no en sentido ético o moral, sino como  aquello que es más importante para cada uno.

Veréis, los valores vienen determinados por la percepción de vacío que tiene cada persona; es decir, aquello que percibimos que nos falta en nuestra vida, lo convertiremos en lo más importante para nosotros.

Por ejemplo, aquellas personas que no tienen trabajo y, no tienen dinero para cubrir sus necesidades, harán lo imposible para obtener dinero y cubrir las necesidades más importantes para ellos.

Aquellas personas que no tengan pareja y que tengan una percepción de vacío y soledad en sus vidas,  querrán encontrar una persona con la que compartir sus vidas; sus acciones vendrán determinadas en acciones para encontrar esa pareja que ansían;

Seguramente, se relacionarán más, saldrán con más amigos, asistirán a reuniones sociales para conocer gente nueva, posiblemente se inscribirán en las páginas de contactos para poder conocer personas afines a ellas, etc….  ¿os suena esto?

 

4176285_640px

 

Muchos de vosotros ya habréis adivinado que la percepción de vacío, es la que determina nuestra escala de valores y esa escala de valores es lo que determinará nuestro destino.

De esta forma, obtendremos el siguiente esquema:

ESQUEMA VALORES

En conclusión, todos somos iguales. Lo único que nos diferencia son nuestros VALORES.

Ya sé que es difícil entender que todos somos iguales, incluidas aquellas personas a las que detestamos, pero si indagamos en nuestro interior, veremos que también somos crueles, también somos antipáticos y también somos agresivos, pero lo manifestamos de una forma distinta a esas personas, porque lo hacemos en función de nuestros valores.

No olvidéis que la simpatía, y la antipatía, la bondad y la crueldad, la docilidad y la agresividad, etc.   son rasgos humanos que están a nuestro servicio y que depende de nosotros el cómo los usemos.  Por ejemplo, si la agresividad no la utilizamos para defender lo más importante para nosotros, la utilizaremos para destruirnos a nosotros mismos.

Evidentemente, si nos comparamos con una persona que ha asesinado a otras personas, está claro que diremos: ”¡¡No! Yo nunca maté a nadie ni se me pasaría por la cabeza asesinar a nadie!!”  Está claro que en ese sentido, no seremos unos asesinos, pero sí que podemos matar deseos o sueños ajenos o nuestros propios sueños y deseos. Sí que podemos matar ilusiones de otras personas intentando hacer que abandonen lo que desean hacer con sus vidas, o lo que es más duro….. podemos asesinar nuestros propios sueños….

ANÉCDOTA.

Os comentaré que hace poco, en las fiestas navideñas, me reuní con mis amigos de la adolescencia para celebrar un reencuentro después de más de 15 años. En ese encuentro, se celebraban además varios cumpleaños de ellos, y uno de ellos, quiso tener un gesto muy generoso con los que asistimos y nos invitó a unos licores muy ricos y costosos.

Normalmente, no suelo beber alcohol, salvo en algunas reuniones sociales, por lo que, no entiendo de marcas de bebidas ni mucho menos de calidad de las mismas. Me invitaron a un whisky de muy buena calidad y muy caro, (eso es lo que me dijeron) pero yo, en mi ignorancia, lo mezclé con bebida de cola para suavizar su sabor…… Os podéis imaginar lo que pasó…. Me gritaron: “¡¡¡ No!! Que vas a hacer?  Estás matando el whisky ¡!”  y ahí dije; “ok, ahí estoy siendo una asesina, estoy matando algo bueno…” “Es una de las formas en la que expreso mi rasgo asesino”.

Como habitualmente no bebo, no entendía porqué mis amigos se enfurecieron….. Pero pude ver que   yo también soy una asesina, a mi manera, según mis valores porque estaba matando un manjar, según la percepción de aquellas personas expertas en licores……

Es difícil ver cómo  somos exactamente iguales que aquellas personas que, en nuestra percepción, tanto daño nos hicieron. Os diré que  nadie hace daño gratuitamente y si nos sentimos atacados por alguien es que esa persona se ha sentido desafiada en sus valores más altos y se está defendiendo.

Cuando tenemos la fortaleza y la honestidad de ver dónde somos crueles, donde somos asesinos, donde somos duros, una fuente de humildad cae sobre nosotros y un entendimiento pleno se hace eco de nuestro corazón y nuestra mente.

 

mujer llorando

Quizás no sois crueles con los demás pero puede ser que estéis siendo crueles con vosotros mismos hablándoos con palabras duras  y dañinas, o puede que estéis maltratando a vuestro cuerpo físico con drogas, tabaco, etc.

No olvidéis que todo, absolutamente todos los rasgos tienen su razón de ser, porque si no, no estarían a nuestro servicio y a nuestro alcance. De nosotros depende el uso que hagamos de ellos y de ahí, nuestra sabiduría y nuestro poder. Es nuestra responsabilidad.

Esto que hemos explicado, puede sonar duro, pero es una de las bases para entender el porqué atraemos el maltrato a nuestras vidas, entre otras cosas,  en sus múltiples formas y variantes. Pensad que las personas nos tratan como nosotros nos tratamos a nosotros mismos, y si atraemos a un maltratador, nos está enseñando, entre otras muchas cosas, cómo nos estamos tratando a nosotros mismos.

Os invito a que no os perdáis el “Seminario Prevención de Violencia de Género y Defensa Personal” donde, otra persona experta en Defensa Personal y yo,  explicaremos porqué se produce la agresividad, porqué atraemos a nuestras vidas esa experiencia; trabajaremos la autoestima de la persona asistente con ejercicios prácticos de coaching y del Método Demartini y enseñaremos Defensa Personal para ofrecer seguridad a la persona a la hora de hacer frente a situaciones extremas de agresividad y violencia.

En siguientes artículos iremos desgranando más sobre el tema de los Valores: Un tema apasionante para el entendimiento humano.

Espero que este pequeño artículo os haya hecho reflexionar y os haya ayudado a abrir vuestro corazón hacia el amor incondicional.

Hasta entonces, recibid un cálido abrazo.

Ana Jiménez.

Ley del equilibrio IV

Hola a tod@s!! y bienvenidos de nuevo a este loco mundo del Universo!

En mi deseo de que sigáis conociendo esta hermosa ley universal del equilibrio, me dispongo a hablar de cómo funciona en el ámbito de la familia.

Aunque pueda parecer algo difícil de entender, veréis cómo lo vais a comprender fácilmente.

Una familia funciona como un “todo completo” y, si observamos detenidamente nuestra familia, u otra familia, podemos ver cómo en la unidad familiar, también, están presentes todas las áreas de la vida y todos los rasgos humanos.

 

images

 

Metafóricamente, si pudiésemos introducir todos los rasgos humanos en una batidora y mezclarlos, veremos que todo, absolutamente todo, bueno y malo, bonito y feo, está incluido dentro del núcleo familiar.

Vamos a explicarlo más detenidamente:

Supongamos que la familia la forman los padres (madre y padre) y dos hijos.  Si observamos al detalle, los dos hijos serán totalmente diferentes: mientras uno será muy extrovertido, otro será muy introvertido, mientras que uno será muy bueno en matemáticas y números, otro será muy bueno en letras y escritura. Mientras que un hijo será más deportista, el otro será menos. Algún miembro de la familia asumirá el liderazgo mientras que el otro, o el resto de la familia, asumirá la parte seguidora, etc…

Cada miembro, aportará una parte del todo a la familia, porque cada uno nos enseña que todos los rasgos humanos son necesarios para nuestra existencia,  de tal forma que nada falta y la rueda de la familia, caminará perfectamente. ¿Lo puedes ver en la tuya propia?

Si observamos detenidamente, uno o varios miembros de la familia aportarán dulzura, otro o varios; firmeza, otro o varios; alegría, otro u otros; lucidez, otro u otros; reflexión, etc…

Recuerda que todo está presente y nada falta, todo es equilibrio.  Sólo cambia la forma de expresión.

Si podéis ver esto, ganaréis en sabiduría y bienestar porque aprenderéis a no querer cambiar a ningún miembro de vuestra familia, veréis el equilibrio, todo lo que aporta cada persona al núcleo familiar. Si percibís este equilibrio, agradeceréis que cada miembro asuma su papel y su parte en este juego del universo, pues ya sabéis que todo, absolutamente todo, es necesario para nuestra supervivencia en este mundo y para nuestro crecimiento.

Ahora, quiero hablar muy resumidamente de otro tema muy delicado y peliagudo de nuestra sociedad; el maltrato.

Deseo reiterar que el vocabulario se queda muy corto para expresar las sensaciones y emociones tan grandes que a veces resultan de hablar sobre los temas abstractos del universo y más en estos temas tan delicados y sensibles.

 

mujer triste2

 

Aunque más adelante, en posteriores artículos hablaré de este tema más detalladamente, en este artículo quiero dar algunas pequeñas pautas muy genéricas sobre el maltrato visto desde el punto de vista de la física cuántica y la ley del equilibrio pues, como hemos dicho, todo, absolutamente todo en el universo está sujeto a las leyes universales, y este tema… también.

Este tema es delicado y no es mi intención “salvaguardar en una urna” a las víctimas del maltrato y “lapidar” a los causantes de esta situación, pues ambos tienen su aprendizaje. Pero sí quiero ofrecer información y ayuda a ambas partes para que puedan ganar en bienestar y plenitud y puedan experimentar la riqueza de una relación de pareja sana y amorosa.

Ya hemos visto que cuando estamos buscando incesantemente lo positivo en nuestra vida, estamos enfocados en ver sólo lo bonito, el amor romántico, sin desafíos, el lado simpático y agradable, el que nos protejan, la fantasía de que nuestra pareja nos va a hacer siempre felices y que la vida sólo debe ser buena, puede ser que nos enamoremos de alguien opuesto a nosotros.  Y … ya sabemos lo que pasa cuando buscamos un sólo lado… que atraemos lo contrario.    Exactamente, atraemos la dureza y la crueldad en alguna de las áreas de la vida, para despertarnos a la realidad.  A la realidad de que no existe un lado bueno sin el malo y viceversa.

Por lo tanto, si estáis buscando una pareja para mitigar la soledad, para que os protejan, para que os cuiden, para que os mimen y haceros dependientes de él/ella, todo ello sin ningún desafío, pensad que tenéis todas las papeletas para atraer lo contrario, pues el universo quiere soledad y compañía, protección y desprotección, dependencia e independencia, etc… el rasgo y el anti-rasgo porque todo tiene su utilidad, no lo olvidéis.

Es nuestra responsabilidad hacer un uso responsable y útil de cada rasgo. Si nos enfocamos sólo en un lado, atraeremos su opuesto de diferentes maneras, y una de ellas es el maltrato.

 

mujer_sola_triste

 

Si recordáis, cuando hablábamos de las distintas frecuencias de vibración, dijimos que nos sentimos atraídos por aquellas personas que están en nuestra onda, en nuestra frecuencia vibracional. Por lo tanto, si elegís como pareja a una persona que no os trata bien,  os está mostrando cómo os tratáis a vosotr@s mism@s.  Buscad dónde vosotr@s os decís eso que os dice vuestra pareja, conectad con vuestro interior, intentad ser honest@s y buscad donde os dañáis a vosotr@s mism@s de la misma manera que lo hace vuestra pareja.

No olvidéis que tod@s somos espejos de tod@s y los demás nos tratan como nosotr@s nos tratamos a nosotr@s mism@s.

Si estáis interesad@s en conocer más sobre este tema, os invito a acudir a uno de los seminarios que imparto junto a una persona experta en defensa personal, “Seminario sobre violencia de género y defensa personal”, donde hemos unido psicología, coaching (Método Demartini) y defensa personal para ofrecer información y ayudar a prevenir estas oleadas de maltrato que se están produciendo últimamente en nuestra sociedad.

Y ahora que ya sabéis, conocéis y domináis la ley del equilibrio, ya estáis más preparad@s para utilizar la ley de la atracción.

¿Estáis dispuest@s a conocer la magnificencia del universo? Abrid vuestro corazón a recibir la abundancia y la plenitud que deseáis…

Con cariño,

Ana Jiménez.

 

Ley del equilibrio III

¡Hola a tod@s!

Gracias a tod@s los lectores por seguir estas enseñanzas, que, desde el corazón, me nace compartirlas con tod@s vosotr@s.

En este artículo vamos a seguir estudiando la ley del equilibrio, y comenzaremos a ver cómo funciona en algunas áreas de nuestra vida. 

Como dijimos anteriormente, la ley del equilibrio funciona en todas las áreas de la vida, la conozcamos o no. Por eso, para que podáis beneficiaros en otras áreas de la vida, os daré algunas pautas sencillas sobre cómo funciona esta ley en las áreas en las que nos solemos enfocar un poco más y solemos darle más importancia: la pareja.

 

with_you_by_lukassowada-d3fbg0w

 

Os diré que existen 7 áreas de la vida. Tod@s y cada uno de nosotros, sin excepción, las tiene. Estas áreas son: Mental, Espiritual, Familiar, Social, Financiera, Física, Profesional.

Cada uno de nosotros tiene dispuestas dichas áreas de la vida en una escala del 1 al 7 según su escala de valores- entendiendo los valores como lo que es importante para cada uno, no como valores morales y éticos-  (sobre los valores, hablaremos más adelante de forma extensa y detallada) es decir; según la importancia que tenga cada área de la vida para cada persona.

Veréis,  para entender un poco esta ley, diremos que una parte de la pareja tendrá las áreas de la vida dispuesta según un orden jerárquico y por la ley de la atracción, y la ley del equilibrio, atraerá a una pareja cuyas áreas de la vida estén dispuestas en el orden inverso; de esta manera, el equilibrio estará presente siempre en sus vidas.

Todo esto, que parece un poco lioso,  tiene un propósito. Es la forma que tiene el universo de recordarnos la importancia de las áreas de la vida que tenemos olvidadas, pues también tienen su importancia y su validez en nuestra vida.

Dicho así, puede parecer algo complicado, pero es mucho más sencillo.

Veremos un ejemplo muy fácil de entender; Supongamos que una mujer puede tener dispuesto un orden jerárquico en sus áreas de la vida, de la siguiente manera:

1.- Familiar.

2.- Social.

3.- Espiritual.

4.- Físico.

5.- Mental.

6.- Profesional.

7.- Financiero.

 

16126504-hermosa-mujer-de-negocios-latino-sonriente-en-traje-elegante-aislado-en-fondo-blanco

Por ley la del equilibrio, atraerá a un hombre cuyas áreas estén dispuestas de la siguiente manera:

1.- Financiero.

2.- Profesional.

3.- Mental.

4.- Físico.

5.- Espiritual.

6.- Social.

7.- Familiar.

 

19500122-retrato-de-hombre-feliz-joven-aislado-sobre-fondo-blanco

 

Si conseguimos observarlo al detalle, podremos ver que las áreas de la vida de ambas partes de la pareja,  están conectadas de forma directamente proporcional a la intensidad de importancia de cada una de las personas.

Por lo tanto, cuando cada uno de nosotros, no tenemos nuestras áreas de la vida dominadas y equilibradas, atraeremos a una pareja que nos equilibre lo que nos falta. ¿Te suena esto, lo puedes ver con tu pareja?

Por ejemplo, si en nuestra escala de valores, el dinero está en el último escalón, atraeremos a una pareja cuyo valor principal será el dinero. Le dará una importancia primordial a la hora de tomar cualquier decisión. El dinero será lo más importante para él/ella.  Es posible que lleguemos a enfadarnos porque lo podremos etiquetar de materialista. Pero si somos capaces de ver que nos está enseñando que el dinero también es muy importante en nuestras vidas, si vemos todo lo que nos puede aportar el dinero, y aprendemos la lección; es posible que la pareja cambie su imagen del dinero, cambiando sus valores y creando un equilibrio en la pareja.  Seguramente, nosotros también podamos enseñarle la importancia de otras áreas de la vida, que posiblemente, no valore.

Dicho de manera muy genérica, y muy global,  ese es el objetivo de la pareja, enseñarnos y mostrarnos aquello que negamos y que no amamos, para sacarlo a la luz y amarlo, no el hacernos felices.

Generalmente,  en nuestra sociedad, la mujer suele preocuparse más por el área Familiar, por el área Social, Física, etc… y los hombres suelen aportar a la pareja, la parte Financiera, Profesional y Mental.  Pero, los tiempos cambian y puede suceder que haya mujeres que se ocupen del área Profesional, Financiera, Mental, Física, etc… y sus parejas aporten el cuidado de sus familias, de sus relaciones sociales, etc…. ¿podéis ver esto? Si indagáis en vuestra relación de pareja, o en las relaciones de pareja que habéis tenido en vuestro pasado, podréis ver cómo se da esta dinámica en todas y cada una de las parejas que habéis tenido.

Ya sabéis que todo es cíclico y prácticamente nada, es estático. Por lo tanto, a lo largo de nuestra vida, nuestros valores cambian y el orden de jerarquía de nuestras áreas de la vida suelen cambiar, así que, es muy posible que nuestra pareja también cambie con el tiempo, produciéndose una adaptación entre la pareja, si los dos integrantes de la pareja van “danzando” juntos en sus áreas de la vida, jugando y adaptándose a las circunstancias y madurando juntos.

Si este proceso de adaptación y cambio de valores, no se produce entre los dos miembros de la pareja, es muy posible que la pareja se rompa y la parte que cambió sus valores, atraiga a otra pareja con la que formen un equilibrio perfecto.

Dicho ésto, podemos llegar a una conclusión muy interesante, y es que, si queremos tener una pareja equilibrada, antes deberemos de equilibrar nuestras 7 áreas de la vida.

Recordad que atraemos a personas que vibran en nuestra misma frecuencia y que atraemos a personas para equilibrarnos aquello que no dominamos o no tenemos equilibrado.

Con el Método Demartini podrás aprender a ver cómo atraes las parejas que atraes y porqué.  Aprenderás que la pareja que tienes o que has tenido es o ha sido la perfecta. No era posible tener otra.

No olvides que todo es perfecto tal y como es, y hasta que no aprendas a amar aquello que no reconoces, no atraerás otras cosas distintas.  Agradece a tu pareja todo lo que te enseña y todo lo que aporta a tu vida. Tu relación mejorará considerablemente.

Con cariño:

Ana Jiménez

(facilitadora.metodo.demartini@gmail.com)